Noticias Iveco

Un ejemplo de eficiencia

3Jul2012

La planta de Iveco en Madrid, en la que se producen los camiones Stralis y Trakker, está de enhorabuena. Y es que tras la evaluación llevada a cabo el pasado mes de mayo a través del sistema de gestión industrial conocido como World Class Manufacturing (WCM), el resultado no puede ser mejor, en tanto que se sitúa como la tercera fábrica más eficiente de las 58 con las que cuenta Fiat Industrial.

Unicamente la fábrica de motores Fiat Powertrain Technologies (FPT) de Bourbon-Lancy (Francia) y la de Valladolid, en la que se produce la Iveco Daily, están por delante. Los 61 puntos que le ha otorgado la evaluación así lo ha hecho posible, siendo las mejoras conseguidas en el último año, relacionadas principalmente con la seguridad y la política medioambiental, las “causantes” de esta elevada puntuación. Ello le ha valido para alcanzar el nivel plata de excelencia, al que ha llegado en tan solo cinco años, pues fue en 2008 cuando se incorporó a este proceso de mejora.

Como comentábamos, las mejoras introducidas en la factoría desde el punto de vista medioambiental ha sido uno de los factores que más ha influido a la hora de alcanzar la puntuación aludida, hasta el punto de que las mismas han provocado que la planta de Madrid sea la más eficaz de Fiat Industrial en este apartado, llegando al nivel máximo de excelencia.

El control de los gastos energéticos –el consumo se ha reducido un 37,3% en el último año-, así como la reducción de emisiones contaminantes –el CO2 por vehículo fabricado ha disminuido un 42%- ha resultado fundamental en este sentido.

Pero las mejoras han sido muchas más, entre las que destacamos las siguientes:

  • Sustitución de las carretillas a motor de transporte interno por vehículos eléctricos.
  • Nueva distribución de los sistemas de calefacción en el área de procesos de cabina.
  • Instalación de un sistema informatizado para controlar automáticamente la temperatura ambiente más adecuada en la nave de montaje, que cubre 75.000 m2 de los 125.000 m2 de los que consta la planta.
  • Incremento del porcentaje del reciclaje hasta el 82%.

Destacar por otro lado que siguiendo con esta política de mejora medioambiental continua, este mismo verano, se van a eliminar los dos últimos depósitos de gasoil que están enterrados en el subsuelo de la factoría.

Como hemos subrayado con anterioridad, otro de los argumentos que han llevado a alcanzar la puntuación señalada, tiene que ver con las mejoras de la seguridad en las instalaciones productivas. Para poder hacerlo posible, ha resultado fundamental la concienciación y participación de los trabajadores de la planta.

Un claro ejemplo de ello, es que en el año 2011 el 80% de los mismos realizaron alguna sugerencia de mejora, hasta totalizar 17.300 propuestas, o lo que es lo mismo, 10 propuestas por persona al año.

Este compromiso está siendo aún mayor durante la primera mitad del presente año, pues nada menos que el 90% de la plantilla ya han sugerido algún tipo de solución -14 por trabajador- para mejorar la eficiencia de la fábrica.

Con ello se demuestra la conveniencia de poner en marcha un sistema como el WCM de cara a optimizar todos los procesos relacionados con una planta de semejantes características, dirigidos, entre otras cosas, a mejorar la calidad del producto, disminuir los costes de producción e incrementar la productividad de la misma.